Doctor Armando López

¿En qué consiste la operación?

foto de lampara de quirofanoLa cirugía se desarrolla mediante la  práctica de una incisión a través de la cual se procede a la colocación de unos implantes o prótesis mamarias para incrementar el volumen y proyección de los senos o para mejorar su simetría. Trabajando por la incisión realizada, el cirujano levantara la piel y el tejido del seno para crear un bolsillo, directamente detrás de la glándula mamaria o detrás del músculo pectoral, dependiendo de cada caso concreto, donde se alojará la prótesis.

Después se procede a cerrar las diferentes capas de tejido, suturando finalmente la piel con técnica intradérmica, por lo que no es necesario retirada posterior de la sutura, autodisolviéndose el material de sutura al cabo de algunas semanas tras la cirugía.

Por último, se procede a aplicar un vendaje compresivo sobre los senos para ayudar a la curación, asegurando la correcta posición de los implantes y la protección de la herida. Este vendaje será posteriormente sustituido por un sujetador elástico especialmente diseñado para mamoplastia de aumento. Todo el proceso quirúrgico dura de una a dos horas y puede ser realizado con anestesia general o con anestesia local y sedación. El Doctor Armando López prefiere la anestesia general, ya que por su experiencia se muestra más segura para la paciente y conlleva menos riesgos de complicaciones post-operatorias.

Tres son, pues, los elementos fundamentales que conforman las distintas técnicas con las que abordar esta operación:

  1. La incisión por la que se efectuará la introducción del implante
  2. La colocación del implante en un área concreta del pecho.
  3. La propia naturaleza y características del  implante.

La incisión

La incisión a través de la cuál se insertará la prótesis puede realizarse en tres zonas concretas:

  • inframamaria (en el pliegue del seno)Dibujo con tipos de incision
  • transaxilar (en la axila). Una vez hecha la incisión en la axila, se hace un canal hasta la mama a través del cual se inserta el implante, y luego se lo ubica hasta que quede en su lugar.
  • periaereolar (alrededor de la areola -la zona de piel oscura que rodea el pezón-). La incisión se hace en el borde, donde el tejido mamario más claro se une con el más oscuro, y así se disimula la cicatriz.

Cada tipo de abordaje quirúrgico tiene ventajas y desventajas que el Doctor Armando López te explicará con claridad. La elección dependerá de tus propios deseos y de la recomendación del propio Doctor en función de tus características y del tipo y volumen del implante a colocar.

A modo orientativo, te señalamos alguna característica distintiva de cada tipo de incisión, pero recuerda que cada paciente es un caso único y que sus características anatómicas y la recomendación del Doctor desempeñarán un papel fundamental en la elección final.

– la incisión aerolar deja una marca menos evidente. Esta incisión tiende a cicatrizar con facilidad, lo que evita que se detecte a simple vista pero en algunos casos puede afectar a la sensibilidad de la zona del pezón. Su aplicación está limitada en caso de areolas de pequeño tamaño. En aquellas pacientes que deseen hacerse una mastopexia, o lifting de mamas, en combinación con el aumento de seno, es probable que se les recomiende la incisión en la aréola para su cirugía, ya que ambas intervenciones se pueden realizar con este tipo de incisión, sin dar lugar a cicatrices adicionales.

– la incisión submamaria es una incisión un poco mas evidente que la anterior, especialmente con la paciente tumbada boca arriba. Tiene la ventaja de que facilita la cirugía ya que no se toca la glándula mamaria, permitiendo además prácticamente cualquier tipo de prótesis. Además, esta vía de abordaje disminuye el riesgo de encapsulamiento.

– la incisión transaxilar constiuye una vía que posibilita una más rápida introducción del implante y presenta la ventaja de que no precisa un corte en las mamas, pero presenta algunas desventajas, como la visibilidad de las incisiones al levantar los brazos o la mayor posibidad de asimetría o mala posición de las prótesis porque el cirujano no trabaja tan cerca de la mama. La principal desventaja de la incisión transaxilar es que, en caso de que una paciente necesitara una cirugía mamaria de revisión, no sería posible utilizar nuevamente la incisión original realizada para el aumento y habría de practicarse una incisión adicional.

La colocación del implante

El implante puede colocarse en tres zonas:

– Colocación subglandular: el implante mamario se coloca entre el músculo pectoral y la glándula mamaria del seno.

– Colocación subpectoral o submuscular: El implante se coloca debajo del músculo pectoral mayor

-Colocación subfascial o pre-muscular: el implante se coloca debajo de la fascia pectoral, que es una fina capa de tejido que recubre el músculo pectoral mayor.

Como te habrás podido imaginar, cada modalidad tiene sus ventajas e  inconvenientes. Lo lógico es que en tu elección final tengas en cuenta tanto tus preferencias como la recomendación que en función de tu caso particular te hará el Doctor Armando López.

¿Qué ofrece la colocación submuscular?esquema de colocacion submuscular

  • Ofrece aspectos más naturales y proporciona curvas más suaves, ya que la colocación es más profunda y el pectoral oculta mejor el reborde superior de la protesis integrándola mejor en la figura.
  • Con esta técnica, la posibilidad de contractura capsular o encapsulamiento es menor porque la prótesis queda aislada y separada de la glándula mamaria. No obstante, con el avance en las técnicas protésicas, este riesgo es mucho más bajo independientemente de la colocación del implante.
  • Presenta menos interferencia con futuras mamografías ya que los músculos y el tejido mamario se sitúan por delante del implante.
  • El pectoral sujeta mejor la protesis y disminuye la posibilidad de desplazamiento del implante hacia abajo, evitando la caida con los años de la mama.
  • Es más dolorosa, ya que implica una manipulación del músculo que afecta a su movilización en los primeros días posteriores a la intervención.
  • Existe la posibilidad de que la prótesis se desplace y la forma de la mama se distorsione por la acción del músculo pectoral mayor. Esto contraindica la colocación submuscular en mujeres que realicen deportes o una actividad intensa.
  • Es la técnica más utilizada en pacientes delgadas o con poco tejido a nivel del polo superior de la mama, que no logra generar una buena cobertura de la prótesis, en las que el implante podría ser notorio y se da el riesgo de arrugas visibles en el mismo.

¿Qué ofrece la colocación subglandular?

esquema colocacion subglandular

  • Los implantes subglandulares tienden a mostrar más claramente el aumento de volumen y un polo superior de la mama más lleno.
  • Están recomiendados en los casos en que las mamas presentan cierto grado de caída o ptosis, ya que en estos casos la implantación submuscular podría dar lugar a un doble contorno.
  • Es más fácil para el cirujano colocar la prótesis al no tener que manipular el músculo.
  • Es una técnica menos invasiva que la submuscular.
  • La recuperación trás la operación es menos dolorosa que en la colocación subpectoral.
  • Los implantes mamarios pueden interferir más con las mamografías que los implantes submusculares.
  • Con el tiempo la protesis está menos sujeta y puede caer con mas facilidad

 

 

 

 

¿Qué ofrece la colocación sub-fascial?esquema de implante subfascial

  • La colocación sub-fascial con respecto a la subglandular proporciona una capa muy útil y resistente de tejido de cobertura y protección al implante.
  • La fascia muscular separa  la glándula mamaria del implante, evitando un contacto directo entre ambas.
  • Puede estar indicado en pacientes que poseen suficiente tejido para cubrir el implante.
  • Con este tipo de colocación, evitamos la posible rotación de la prótesis debido la contracción del músculo pectoral. No hay distorsiones de la forma de la mama lo que favorece que la paciente pueda realizar cualquier tipo de actividad física.
  • El implante colocado de esta manera acompaña de forma natural el desplazamiento descendente que se produce en las mamas al cabo de los años por efecto de la gravedad, evitándose el efecto de doble bulto mamario.

Existe también una técnica denominada de doble plano, con la mitad inferior de la prótesis en posición subfascial o subglandular y la mitad superior submuscular, logrando lineas más suaves en el polo superior de la mama pero con mayor proyección en el polo inferior en comparación con un implante subpectoral. Hay menos efecto de mama dinámica (movimiento del implante por la acción del músculo). El doble plano se ha desarrollado como una variación del plano subpectoral para minimizar el riesgo de una deformidad de mama con doble contorno. Es una colocación relativamente nueva y que pretende resolver el problema del “rippling” (es decir, que se vean las arrugas que produce el implante) en pacientes delgadas pero que necesitarían de una posición subfascial para un mejor resultado.